En un buen taller mecánico en Berango saben que un buen estado y mantenimiento de los neumáticos es garantía de una larga duración, movilidad, ahorro y, por supuesto, de la seguridad del conductor. En este post te damos algunos consejos para mantener un buen cuidado de estos y asegurar su perfecto estado para una óptima conducción.

Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta es la comprobación de la presión. El nivel de presión recomendado para nuestro vehículo puede venir inscrito bien el manual, en el lateral de la puerta, o bien en la tapa del depósito de carburante. Es recomendable realizarlo una vez al mes y en estado frío de la llanta mediante un manómetro. Una correcta presión hará que duren más por su menor desgaste y también que ahorremos carburante por su mayor rendimiento.

La comprobación regular del desgaste de las ruedas es fundamental para garantizar el máximo agarre. En todas las llantas se presentan unos dibujos irregulares y curvos que se desgastan con el uso. En cualquier taller mecánico en Berango recomiendan cambiarlos cuando la profundidad de estos no se mantienen a un nivel superior al 1,6 mm para que la movilidad sea totalmente segura. También hay que vigilar el deterioro de las válvulas y sus tapones para proteger los neumáticos.

Otros cuidados que se recomiendan tener son la alineación de las llantas: una correcta geometría asegura una mejor conducción. Así como también la rotación periódica de las ruedas entre las de delante y detrás para equilibrar el desgaste. El tipo del neumático también influye, una llanta radial, es decir, sin cámara, es más duradera y consume menos que la común.

Pero para un perfecto estado global de las ruedas y una correcta reparación es fundamental acudir a un buen especialista, y desde Aldaisa Motor S.L te brindamos un cuidado minucioso de esta parte del vehículo.